Diego Ramallo

CartAnima - alma de papel

Sobre mi

Arte es expresión original con consideración estética. Pasé gran parte de mi vida buscando una forma de expresarme, pero fallando en encontrar el medio adecuado que sirviese como mi portavoz. Experimentando con fotografía, fui capaz de crear imágenes bellas y aceptables como expresión, pero siempre sentí que era un logro de la cámara, no mío. En cierto modo un truco de la luz.
No recuerdo cómo encontré papel maché, pero recuerdo que casi instantáneamente noté cómo respondía perfectamente a mis dedos. El papel maché es tremendamente maleable y capaz de transformar ideas en algo físico con relativamente poco esfuerzo. Siempre me sorprende ver que el resultado final emerge poco a poco y con su propia personalidad, representando una asociación entre la mente (ideas), las manos (habilidad) y los materiales usados (papel, tela, cola y harina); los tres contribuyendo igualmente a la creación final.
Disfruto tremendamente de la naturaleza en capas del papel maché, en el que las figuras se crean empezando con materiales que no se parecen en nada al resultado. La necesidad de esperar a que cada capa se seque antes de aplicar una nueva es casi una forma de meditación y sirve como invitación a ser paciente, a pararse y disfrutar de la vida tal y como se presenta. Más que nada, disfruto de la naturaleza orgánica de los resultados, que producen piezas verdaderamente únicas con imperfecciones que imitan a la naturaleza. Esta es la razón por la que casi exclusivamente creo formas orgánicas como plantas, personas y animales. Esta naturaleza orgánica me incita a añadir gran cantidad de detalles y un alto grado de acabado incluso en partes que estarán fuera de la vista. Al mismo tiempo, me mueve a reutilizar materiales para minimizar el desperdicio creado durante la creación de mis obras.
Por último, el papel maché requiere la aplicación de un gran número de pedazos de papel y tela que, literalmente, hay que acariciar para ponerlas en su lugar usando las manos y raramente herramientas. Por eso, el proceso creativo del papel maché es muy íntimo y personal. Cuando he terminado una pieza, siento que he desarrollado una relación con ella, aportándole vida. Mientras trabajo para desarrollar esta técnica, continúo explorando los límites del medio y su capacidad para transformar mis ideas en formas físicas que sirven como expresión original.

Galería

Scroll al inicio