• es

Muestra de Jerónimo Maya:
del 13 al 18 de noviembre
el horario será de 16 a 21 horas

“El interés real de este proyecto subyace en una sola pretensión: demostrar la realidad de lo onírico.
El desorden de la apariencia, esa es la cuestión. Pues en todo lo que se ve siempre existe un signo:
la libertad, la justicia, el amor, un presagio, las malas intenciones, la ira, el engaño…Y cientos de
miles de nombres fruto de la racionalidad que caracteriza al ser humano, que han forjado nuestra
cultura desde el primer instante de nuestra propia existencia. La particularidad de las líneas y los
trazos determinan el mapa de sensaciones que conforman el cuerpo humano y son desvelados al
espectador que se presenta ante la obra. Entre líneas, saltos, silencios, curvas, manchas, color… Se
descubre el subconsciente: donde el espacio y el tiempo no existe como matemática. Nacen así las
formas abstractas sin conciencia, vaporizadas, que se forman y deforman según los estímulos,
horadando en la memoria como reminiscencias de un plano atemporal. En el juego del ver y querer
comprender existe la creación. *Todo lo que se puede ver y todo lo que se puede decir… NO es solo**
**una imagen*. Sin duda, este es el lema a discernir en la pintura .”